Vázquez y Lara expusieron sobre “La prueba en la era de las redes sociales”

Por el 17 agosto 2017

El consejero y camarista en lo Penal, Contravencional y de Faltas de la Ciudad de Buenos Aires, Marcelo Vázquez y la jueza del mismo fuero, Cristina Lara, fueron parte en calidad de expositores de la Jornada Internacional “La prueba en la Era de las redes sociales”, que se llevó a cabo el martes 15 en la Sala de Audiencias de la Cámara de Apelaciones porteña de dicho fuero.

 

El encuentro organizado por el consejero Marcelo Vázquez comenzó con un panel que analizó las “Técnicas de investigación en el Proceso Penal y el Derecho a la Privacidad”; allí lo acompañaron en las ponencias, el juez e integrante de la Escuela judicial Española, Dr. Jorge Jiménez y el titular de la Defensoría ante la Cámara de Apelaciones en lo Penal, Contravencional y de Faltas N° 1, Gustavo Eduardo Aboso. La mesa fue moderada por la Dra. Marcela Paz.

A su turno, el camarista señaló que “en el marco del proceso penal, el tratamiento de la evidencia digital vinculada a delitos informáticos, o bien a delitos cometidos con elementos tecnológicos que requieren de un tratamiento particular, el no tradicional, en cuanto a prueba, que pudiera tener utilización incluso para sustituir a un testigo, no es un testigo; no es una prueba física” y advirtió que “aunque pueda estar contenida en un elemento físico; proporciona información (…) que también hay que saber cómo procesar esa información”.

“A esta altura está claro que es bastante difícil mantener la filosofía con la que fue creado internet de plena libertad y de ‘no control’ frente a estas situaciones” alertó el juez de Cámara, a la vez que remarcó que “hay situaciones donde nos tienen atentos a todos nosotros, como es el riesgo al que se exponen nuestros hijos en el uso imposible de controlar de con quien se vinculan, si ponen fotos o dan datos sensibles que pueden generar un peligro o crean la condiciones para ser víctimas de delito. La realidad es que internet y estos mecanismos de vínculos sociales facilitan las cosas al que quiere cometer algún delito”.

Yendo al análisis desde el plano internacional, Vázquez subrayó que si bien “hay una Convención sobre Cibercrimen, que es la Convención de Budapest, en el plano local se dictó la Ley 26388 de delitos informáticos, que incluyó algunas figuras específicas que no estaban previstas y modificó otras. Al respecto, señaló que hay aún “una asignatura pendiente que hace que Argentina no forme parte de la Convención, que tiene que ver con la reforma de las normas procesales”.

El segundo panel abordó el tema de la “Investigación y Producción de la Prueba en el procedimiento Penal de la Ciudad” y contó con la participación de la titular del juzgado N° 21 en lo Penal, Contravencional y de Faltas, Cristina Lara; el Asesor Tutelar de Primera Instancia ante el Fuero Penal, Contravencional y de Faltas, Rodrigo Dellutri; el Secretario de Cámara de la Fiscalía Especializada en Delitos Informáticos de la Ciudad de Buenos Aires, Iván Coleff y la moderación del Dr. Gonzalo Vázquez.

A propósito del uso de las videoconferencias, la magistrada mencionó que “en la actualidad se le reconocen numerosas bondades, especialmente en el ámbito penal, tales como disminución de audiencias suspendidas, disminución del abandono de procedimientos por falta de rectificación de la denuncia, economía de recursos en materia de traslado de detenidos y asistencia jurídica internacional”.

Además, la jueza advirtió que, a nivel nacional, es la Corte Suprema de Justicia quien dictó en 2013 la Acordada N°20 por la que dispuso reglas prácticas para su aplicación en causas tramitadas en tribunales orales nacionales. En general, destacó que “es un protocolo en el cual se detallan todas las exigencias; habla de un tribunal requerido, al que le libra un oficio indicándole cual es el testigo y cuánto va a durar la audiencia. Este tribunal requerido citará al testigo y designará un funcionario que se va a encargar de identificar al testigo y de verificar que la audiencia se desarrolle de acuerdo a los parámetros procesales regulares”. Así es que, a más de un año de su implementación en la justicia porteña, pidió que se analizaran “con mesura” los avances y las bondades. Si bien reconoció que es una herramienta tecnológica, aseguró apelando a la experiencia internacional que “hay que utilizarla con cierta mesura, es decir que sea la excepción y no la regla”.

Lara en el cierre de su exposición, eligió recordar el célebre ensayo “La Resistencia” de Ernesto Sábato, quien señala que “el avance de la tecnología, habla de la ‘tecnolatría’, nos lleva un poco a la soledad, a la deshumanización, cada uno en su célula. La realidad virtual privilegia la mirada y los seres humanos somos algo más que una mirada, tocamos, oímos, saboreamos y percibimos olores; una identidad se construye con el otro”. Para concluir entonces reiterando que “nada suple el análisis del testigo en la audiencia de juicio”.-

 

Ingresá a la galería de fotos de la Jornada Internacional haciendo click aquí