La igualdad de género en la Feria del Libro

Por el 12 Mayo 2017

La camarista Marta Paz expuso sobre el rol de los magistrados a la hora de abordar cuestiones de género, en la conferencia “Desafíos y Propuestas para la igualdad de Género” desarrollada en el marco de las actividades del el Poder Judicial porteño en la Feria del Libro. La magistrada planteó la necesidad de establecer como requisito de idoneidad a la hora de designar jueces la versación en perspectiva de género.

El lunes 8 de mayo, se desarrolló en la Sala Adolfo Bioy Casares de la 43ª Feria Internacional del Libro, la conferencia “Desafíos y Propuestas para la igualdad de Género”. El encuentro, organizado por la vicepresidenta de la Cámara de Apelaciones en lo Penal, Contravencional y de Faltas, Marta Paz -en su calidad de magistrada a cargo de la Representación Institucional del Poder Judicial local ante la Oficina de la Mujer de la Corte Suprema de Justicia de la Nación (RIOM)-, contó con la participación de la señora Asesora General Tutelar de la Ciudad de Buenos Aires, Yael Bendel; la consejera política de la Embajada de los Estados Unidos de América en Argentina, Anida Haas; la jueza y encargada del Registro Civil del Ayuntamiento de la Ciudad de Barcelona, Reino de España, Lucia Aviles Palacio y la fundadora y presidenta del Grupo Empresarial de Mujeres Argentinas (GEMA), Delia Flores.
Durante el desarrollo de la actividad, las panelistas abordaron desde cada una de sus áreas de incumbencia, la problemática de la discriminación y violencia contra las mujeres y las niñas, el empoderamiento económico, la asignación de presupuesto para la problemática de género y el patriarcado impuesto por la sociedad.
En su exposición, la camarista cuestionó el papel de los jueces a la hora de juzgar problemáticas de género. “Los magistrados tenemos algo importante que ofrecer a la sociedad en este momento, en lo que tiene que ver con cualquier fenómeno de discriminación. Tenemos mucho por que responder en diversos ámbitos, pero particularmente en éste que nos convoca, y que tiene que ver con la discriminación no es solo de las mujeres, sino de las mujeres niñas, las mujeres ancianas y también del colectivo LTGBI; todos estos grupos requieren de nosotros, una mirada que los iguale antes de empezar a juzgar”, afirmó.
Y continuó: “Esta mirada que los iguale antes de empezar a juzgar, no debe ser entendida como una aplicación de la garantía de igualdad tal como nos enseñaron en la facultad, en tanto igualdad entre iguales. Estos grupos no son iguales en el comienzo de un proceso judicial, por eso antes de juzgar tenemos que tener una visión de la desigualdad en que se encuentran, y conforme la materia que nos convoca, como dice Elena Highton, ´poner igualdad donde no la hay´”.
La titular de la RIOM reiteró que los jueces deben atarse a lo que dispone la Constitución Nacional, que tiene incorporados los pactos internacionales, utilizar el sentido común, y aplicar la jurisprudencia de nuestro máximo tribunal de justicia y de la Corte Interamericana de Derechos Humanos. “La Corte Interamericana en el 2015, en un caso contra Guatemala dijo que el estereotipo de género se refiere a una preconcepción de atributos, conductas, características poseídas o papeles, que son o deberían ser ejecutados por hombres y mujeres respectivamente, y que es posible asociar la subordinación de la mujer a prácticas basadas en el estereotipo de género socialmente dominante y persistente. Su creación y uso se convierte en una de las causas y consecuencia de la violencia de género en contra de la mujer, y se agrava esta situación cuando este estereotipo se refleja en políticas y prácticas del razonamiento y el lenguaje de las autoridades estatales”, dijo.
Para finalizar, la camarista manifestó que los jueces deben capacitarse en materia de género y derechos humanos. “Sigo pensando que para definir la idoneidad de una persona para ser postulada como juez, debe ser un requisito que tenga acreditada versación en perspectiva de género. Me parece que así como al juez le requieren que sepa qué dice la Constitución, le deben requerir también que tenga perspectiva de género, lo que generalmente no se le requiere”, reconoció Paz, concluyendo que ante el nombramiento de jueces sin idoneidad comprobada en perspectiva de género “resulta necesario hacer una capacitación suficiente”.-