El juez Casas coordinó un simulacro judicial protagonizado por estudiantes secundarios

Por el 11 septiembre 2017

El programa “La Justicia y la Escuela” continúa con su tarea de difusión del funcionamiento del Poder Judicial junto a los estudiantes de la enseñanza media porteña. En esta oportunidad, los alumnos de la Escuela de Danzas “Aida V. Mastrazzi” pasaron por la Sala de Audiencias del Fuero Penal, Contravencional y de Faltas, en la calle Tacuarí 124.

 

 

Los ya habituales simulacros de audiencia judicial del programa “La Justicia y la Escuela” tuvieron una nueva edición este viernes 8, con la participación de los alumnos de cuarto y quinto año de la Escuela de Danzas “Aida V. Mastrazzi” y bajo la atenta mirada del titular del Juzgado en lo Penal, Contravencional y de Faltas N° 10, Pablo Casas.

Tras dar la bienvenida, el magistrado destacó la importancia de llevar adelante un simulacro sobre esta temática, porque dijo, “es una problemática que nos interesa mucho como comunidad que se conozca, de tener una especial protección hacia las mujeres, nos interesa mucho que se siga trabajando, porque creemos firmemente que se tiene que erradicar de una vez por todas la desigualdad de oportunidades y derechos.” Además interactuó con los adolescentes, guiándolos en el proceso de la audiencia penal, instruyéndolos sobre las acciones a seguir para cada uno de los roles.

Concluída la presentación de la prueba, testimonios y alegatos, los alumnos integrantes del jurado debatieron y decidieron por unanimidad declarar la culpabilidad del acusado. Tras el veredicto, el juez porteño remarcó que, “aún en nuestro país hay una muy mala práctica, que a los jueces le dicen Su Señoría.” Y resaltó que “en la democracia no hay señoría sobre el otro, somos todos iguales. Ustedes van a ver que en los juicios se paran cuando entra el juez, mientras que en este modelo (juicio por jurados) no, nos paramos solamente cuando entra el pueblo. La reverencia y el respeto está ante el pueblo, no ante las autoridades”.

En el cierre, Casas aprovechó para señalar que si bien había una sola prueba, que eran los dichos de la víctima, el jurado lo encontró culpable creyéndole “a esa prueba”. Y advirtió que “antes eso no podía suceder. Era un típico caso de ‘dicho contra dicho’ que no se podía resolver”.

El objetivo central de la realización de estas actividades que cuentan con la coordinación de la Lic. Alicia Caruso, es dar a conocer el funcionamiento del Poder Judicial porteño a los alumnos de enseñanza media a través de una jornada, donde son precisamente ellos, los protagonistas. En esta ocasión, quienes participaron dramatizaron una causa de Noviazgo Violento (artículo 149 bis Código Penal), facilitada por el Observatorio de Género del Consejo de la Magistratura de la Ciudad de Buenos Aires, que dirige Diana Maffía.-

 

Accedé a la galería de fotos de la actividad en Facebook: https://goo.gl/6qWyjF