Cavaliere expuso en las III Jornadas Internacionales de Justicia Penal

Por el 7 agosto 2017

La jueza Penal, Contravencional y de Faltas, Carla Cavaliere, participó de las “III Jornadas Internacionales de Justicia Penal: La interdisciplina como herramienta judicial” que se desarrollaron el 3 y 4 de agosto en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires, organizadas por la Oficina de Apoyo a la Justicia Penal Juvenil del Consejo de la Magistratura de la Ciudad de Buenos Aires.

 

La jueza Carla Cavaliere, titular del juzgado en lo Penal, Contravencional y de Faltas N° 3 con competencia Penal Juvenil en la ciudad de Buenos Aires, estuvo presente como expositora el jueves 3, y participó en el primer panel: “Estándares internacionales en Justicia Juvenil: su aplicación en la práctica” junto al Dr. Norberto Liwski; la jueza Marta Pascual del Departamento Judicial de Lomas de Zamora. Dicho panel contó con la coordinación de Mariángeles Misuraca de UNICEF.

La magistrada porteño aseguró que “ninguno de nosotros, sobre todo los que tienen hijos adolescentes, podrá sostener que un chico de 15 años no sabe que matar está mal, los 16, los 10, los 8 o los 15 años son una decisión de política criminal del Estado, porque para saber si un niño es imputable o inimputable, tendríamos que ver el hecho y el niño o el joven en cada circunstancia en particular”.

A su vez, señaló que “el niño es persona igual que el adulto y tiene todos los derechos y garantías que los sistemas internacionales y nacionales le garantizan a todas las personas”. No obstante, advirtió que tiene un plus más de derechos por su condición de joven y por la circunstancia a partir de la cual ese joven se encuentra inmerso en una problemática penal que requiere una mirada diferente; entonces la especialidad va de la mano de ese interés superior del niño, pero es imposible que nosotros podamos trabajar de cara a la especialidad y tomar decisiones que le pongan esa mirada en el sistema penal juvenil sí no contamos con otras herramientas”. Cavaliere habló también acerca de la necesidad del derecho de nutrirse de lo interdisciplinario y remarcó que “las distintas ciencias nos dan la posibilidad de conocer cómo funciona ese joven en un marco cultural, social y educativo desde la psicología y como funciona en una sociedad y en normas que van cambiando.”

La titular del juzgado N° 3 analizó la función restaurativa y recordó que “tiene que ver con el joven, con el hecho, con la víctima y con la comunidad; porque de eso se trata la justicia restaurativa, de restaurar lazos que se han roto con la comunidad y con la víctima; de crear conciencia en el joven, porque el proceso penal no está para que los jóvenes entren por una puerta y salgan por la otra, está para que cumplan con parámetros democráticos, con la mirada en el interés superior del niño con los fines del proceso.”

En el cierre, la magistrada reclamó: “Crear conciencia sobre la necesidad de que la sociedad asuma que este es un problema de todos y que la comunidad tiene que involucrarse desde la familia y desde la escuela para evitar que haya tantos jóvenes inmersos en una situación de sistema judicial penal”. Y pidió reflexionar acerca de aquellos que “no han tenido oportunidades”, de modo tal de “ayudarlos desde la sociedad, desde el Estado con la aplicación de políticas de inclusión social que hagan a la dignidad de la persona.”

Accedé a la galería completa del panel haciendo click aquí