Juez de la Ciudad participa como jurado en una competencia interamericana de derechos humanos

Por el 5 junio 2013

LopezAlfonsin RetratoMarcelo López Alfonsín, titular del Juzgado en lo Contencioso Administrativo y Tributario Nº 18 de la Ciudad, participó como jurado ad honorem en la “Inter-American Human Rights Moot Court Competition”, un concurso interamericano de derechos humanos para estudiantes universitarios. El mismo fue organizado por la Academy on Human Rights and Humanitarian Law, que depende del Washington College of Law  de la American University, situada en la ciudad de Washington DC, lugar donde se celebró la competición del 19 al 24 de mayo.

El “Inter-American Human Rights Moot Court Competition” es un concurso trilingüe (inglés, español y portugués) creado en 1995 con la finalidad de entrenar a estudiantes de derecho de todo el mundo en la utilización del sistema interamericano de derechos humanos. Los equipos de estudiantes participan de un juicio simulado a partir de la presentación de un caso hipotético, ya sea como representantes de un Estado o de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Se les solicita que presenten alegatos escritos y prepararen argumentos orales frente a abogados y personalidades reconocidas a nivel internacional, quienes actúan como si intervinieran en un juicio ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

En la edición 2013, el caso hipotético versó sobre un tema que está siendo debatido por los operadores del Sistema Interamericano de Derechos Humanos: los derechos de las personas lesbianas, gays, transexuales y transgénero.

Además de participar como jurado, López Alfonsín dictó un taller que se realizó en el marco del concurso para los jueces asistentes, en el que expuso sobre “El Sistema Interamericano de Derechos Humanos a la luz de la Asamblea General de la OEA del 22 de marzo de 2013”. Allí, López Alfonsín señaló que “el sistema regional de derechos humanos está en riesgo”, ya que “algunos miembros de la OEA impugnan el papel que la CIDH y su Relatoría para la Libertad de Expresión han venido desarrollando desde la firma de la ‘Carta Democrática’ en 2001”.

 Al facilitar la interacción entre abogados, docentes, magistrados, activistas de los derechos humanos y estudiantes universitarios, la competencia y conferencias organizadas constituyen una valiosa herramienta que fomenta la educación jurídica y el debate internacional en torno a la promoción y la protección de los derechos humanos.